Patología oral

El interior de la boca normalmente se alinea con un tipo especial de piel (mucosa) es lisa y de color rosa coral. Cualquier alteración en este aspecto podría ser un signo de advertencia de un proceso patológico. El más grave es el cáncer oral. Los siguientes pueden ser signos al principio de un proceso patológico o un crecimiento canceroso:

  • Manchas rojizas (Eritroplasia) o parches blancuzcos (leucoplasia) en la boca
  • Una llaga que no cura y sangra fácilmente
  • Un bulto o engrosamiento en la piel que recubre el interior de la boca
  • Crónica dolor de garganta, ronquera o dificultad para masticar o tragar

Estos cambios pueden detectarse en los labios, mejillas, paladar, y el tejido alrededor de los dientes de las encías, lengua, cara, o cuello. Dolor no siempre ocurre con patología, y curiosamente, no es a menudo asociada con el cáncer oral. Sin embargo, cualquier paciente con dolor facial o bucal sin una causa obvia o razón también puede estar en riesgo de cáncer oral.

Se recomienda realizar mensualmente un autoexamen de cáncer oral. Recuerda que la boca es uno de los sistemas de alerta más importante de su cuerpo. No ignore sospechosos bultos o llagas. Póngase en contacto con nosotros para que le podemos ayudar con cualquier pregunta o preocupación.